votar

A veces la mejor forma de vencer a la competencia es dejar de tratar de vencer a la competencia. Partiremos de la base de dos mercados diferentes:


Siempre va ha ser importante mantenerse en los mercados rojos luchando con la competencia, a donde ha estado enfocado el pesamiento estratégico durante los últimos 25 años. Pero como cada vez son espacios más saturados, las empresas deben buscar nuevas oportunidades de negocios en mercados aun sin explotar (los azules) donde tengan posibilidades de crecimiento y rentabilidad. Obiamente los mercados azules no son nada nuevos, todas las industrias existentes en la actualidad en algún momento fueron mercados azules.

En un estudio llevado a cabo por W. Chan Kim y Renée Mauborgne analizaron el impacto que tiene la creación de nuevos mercados tanto en el crecimiento de una empresa, como en términos de ingresos y ganancias. Para ello observaron el lanzamiento de negocios nuevos de ciento ocho empresas y obtuvieron los resultados mostrados a continuación.



La piedra angular de los nuevos espacios se trata de la Innovación en Valor, cuyo objetivo consiste en que la competencia se torne irrelevante al dar un salto cualitativo en valor tanto para los compradores como para la empresa. La Innovación en Valor solamente ocurre cuando las empresas logran alinear la innovación con la utilidad, el precio y las posiciones de coste. Sino, acaban convirtiendose en el siguiente lanzamiento de otras empresas.

Esta nueva forma de pensar y estrategia, mediante la que se crean mercados azules. Cuestiona uno de los dogmas más comunmente aceptados de la estrategia basada en la co
mpetencia: la disyuntiva entre el valor y el coste. El concepto convencional es que las empresas pueden crear un mayor valor para los clientes a un coste más alto, o bien crear un valor apenas razonable a un coste menor. Desde este punto de vista, la estrategia consiste en elegir entre la diferenciación y el bajo coste y desde los que optan por mercados azules buscan la difereciación y el bajo coste simultaneamente.


Fuente: La estratégia del océano azul - W. Chan Kim, Renée Mauborgne

0 comentarios:

Publicar un comentario